lunes, 27 de mayo de 2013

~Capitulo Ocho~

Narra Tomoe.



Shion y yo nos quedamos esperando a Yuki en la entrada de aquel lugar, realmente debe ser muy depresivo tener que visitar a la persona que amas en un lugar como este. Mizuki, ella era la novia de mi hermano, se conocían desde los 3 años y comenzaron a salir cuando ambos cumplieron dieciocho. Yuki era consciente que Mizuki estaba enferma, aunque nunca pensó que esa enfermedad la llevaría a... la muerte. 
Cuando eso paso, podría asegurar que fue la primera vez que vi a mi hermano llorar de tal manera. Hoy sería el primer aniversario de ambos y por eso es un día tan especial para Yuki. No paso mucho para que el mayor saliera de aquel lugar y tal como lo esperaba se encontraría... Llorando.


-Realmente la extraño.-Llora y sonríe.

Lo abraza.- No llores Onii-chan.

-Yo también la extraño, Yuki. Y estoy segura que ella también a ti...

Era doloroso verlo de esa manera, siempre mostraba una actitud tan fría y sería que verlo así realmente dolía. Abracé a mi hermano, era algo dificultoso ya que el es mucho mas alto que yo y a decir verdad era algo complicado hacerlo, aun así me sujete fuerte a su pecho e intente no dejar salir lagrimas.... 


Revuelve mis cabellos.- No te pongas a llorar, tonta. -Sonríe.

                                                                    ... 
________________________________________________________________________ 

Hola, si? n-n Espero le haya gustado, ewe adoro escribir dolor xD okno... Bueno, me harían un mega hiper favor? 
http://historiasromanticas-shadowyrylamp.blogspot.com.ar/ 

Por fas visiten ese blog n-n Realmente se los agradecería :3

lunes, 20 de mayo de 2013

~Capitulo siete~

Narra Yuki.

Me encontraba recostado en el sofá con un pequeño bulto sobre mi, mi nariz era invadida con los molestos cabellos de Shion causándome molestia. Tome al pequeño niño en brazos y lo lleve a su cuarto, el cual era, por así decirlo, bastante colorido. Debía tener cuidado por donde caminara sino quería tropezar o, simplemente, pisar algún juguete, que a decir verdad el cuarto estaba repleto de ellos. Luego de por fin dejar al niño en su respectiva cama me dirigí a la cocina, comencé a preparar el desayuno. Escuche unos suaves pasos provenir de la sala, pensé en el hecho de que Temoe había despertado pero no era así. Mi madre, una mujer delgada de un cuerpo con "grandes" atributos, de cabellos rubio como el mismo sol y ojos carmesí idénticos a los de Shion. Aquella mujer tomo asiento en una de las sillas que se encontraban en la cocina, me observo de reojo y con esa voz tan pacifica y única dejo salir.

-Hoy... ¿Iras al cementerio cierto?-Habló a la vez que le daba un sorbo a la taza que había dejado frente a ella.

-Aja...

Si tendría que decir de donde saque tanta frialdad podría decir con facilidad que fue de esta persona, tiene la misma asquerosa personalidad que yo. Ni una sola palabra salía de mi boca y no lo haría, detestaba hablar con ella, podría decirse que detestaba verla. Cada pregunta que salía de sus labios  era respondida por un simple y seco "Aja". Al parecer se canso de mi cortante hablar y se marcho a quien sabe donde, Tomoe bajo unos minutos luego, observo el calendario y me vio 

-¿Hoy es el día?-Su voz sonó quebrada y con pocos ánimos.

-Se... Hoy es nuestro aniversario.-Sonreí. 

-Oh... ¿Puedo... acompañarte?

-Claro...-Serví el desayuno y parecer que eso llamo al pequeño Shion.

Sonríe.- Buenos días~ 

 Luego de que ambos terminaran de comer, ayude a Shion a cambiarse su ropa, busque algo mas o menos apropiado para el lugar a donde iríamos pero, claro, todo su armario estaba repleto de ropa colorida y pomposa. Este niño adora destacar en lo que es la vestimenta. No tardamos muchos en llegar al lugar, como era de esperarse  era muy temprano como para que alguien estuviera allí, claro alguien que no fueran los empleados. Observe la lapida la cual llevaba el nombre de la persona que estaba "visitando" -Mizuki-, hoy en nuestro primer aniversario desde que no estas aquí. Deje un ramo de rosas allí, cerré mis ojos y comencé a recordar casa momento que pase con esa chica...

Continuara. :3


miércoles, 15 de mayo de 2013

^Capitulo seis^

Subí a mi cuarto, me recosté, estaba cansada, con lo poco que me quedaba de voz cante una de las canciones que tenía en mi teléfono.

"Sola estoy
en un cuarto en silencio
viendo como empieza a oscurecer
Siento tristeza por esta soledad
y canto esta canción..."

No tengo fuerza para nada, mi voz sonaba quebrada y baja. El sueño no se hizo esperar y quede completamente dormida. Desperté pasadas unas dos horas, eran aproximadamente las diez de la noche. Fui hacía la cocina, tenía algo de hambre, me prepare un sándwich y tome asiento en una de las sillas de aquella enorme cocina. Luego de terminar mi "cena" me dirigí a la sala tenía planeado recostarme en el sofá pero este ya estaba ocupado, Shion se encontraba sobre el pecho de Yuki. 


-Hay espacio para uno más. -Rió el mayor.

Tome asiento en un pequeño espacio.- Aquí estoy bien...

-¡Que va! Cuando eras pequeña siempre querías dormir conmigo.

-¡No digas idioteces! 

-Nee-chan Se a ruborizado.- Reía mientras acomodaba su cabeza en el pecho del mas alto.

-...

-No te rías de la amargada de Tomoe.

-¿Amargada? Como si tuvieras un gran carácter.

-...

Deje salir una pequeña risa a lo que el respondió con una sonrisa, realmente ellos son mi mejor compañía en momentos como estos. Comenzamos a ver una película aunque debo decir que lo único que escuchaba eran los ronquidos de ellos dos, ambos se quedaron dormidos. Apague la televisión me dirigí ami cuarto, esta noche sería larga y deprimente en mi oscura habitación. 
  
Continuara...

_________________________________________

Canción:   http://www.youtube.com/watch?v=duW60NIw3gc  Amo esa canción :3 es tan dfdegbhjnf ¿Me explico? xD okno, espero les guste Se cuidan. 

domingo, 12 de mayo de 2013

*Capitulo cinco*

Caí de rodillas, aun esta siendo abrazada por Shion. Sentía sus lagrimas caer sobre mi blusa, no soportaba verlo llorar pero en momentos como estos no me siento bien como para consolarlo. Mi hermano mayor, Yuki, lleva ese nombre por su "extraña" apariencia pese a su cabello blanco como la misma nieve y sin mencionar su ,aveces, fría actitud. Los tres tenemos el mismo color de ojos y cabello, somos diferentes por nuestra edad y carácter. Somos de una familia muy reconocida  en el país y por ese hecho vivimos en una casa tan "grande". Nunca nos a faltado nada material, pese a que siempre nuestro padre a atendido nuestros caprichos. Aunque no fuimos criados con amor, desde que tengo uso de la memoria siempre eh estado al cuidado de mi "onii-chan" ya que mi madre la mayor parte de tiempo tenía trabajo u otras cosas que hacer. Luego de que Shion nació, mis padres han vivido peleando y por ese hecho nunca están los dos juntos en la casa. Mi hermano menor es muy apegado a Yuki y a mi por el siempre hecho de no tener una figura adulta a la cual acudir al momento de plantear algún absurdo problema que pueda llegar a sucederle o simplemente para contarle lo que a pasado en la escuela hoy. Nunca me a molestado tener que convivir con ellos, ya que por mucho que llegue a odiarlos ellos siempre serán mi familia. 

-¿Por qué lloras Shion?-Dejo flotando esa pregunta en el aire.

-Es que es muy triste ver llorar a Tomoe. 

-Esa no es excusa para que estés llorando como una niña.- Frío, frío exactamente como su nombre lo dice "Nieve".

-¡No soy una niña! Soy un chico.-Bufó molesto y de mala gana. 

-No comiencen a pelear...


No estaba de ánimos como para escuchar a mis dos hermanos pelear, las lagrimas seguían fluyendo de mis ojos y no creo que vayan a parar. Todo se ponía negro y dolía, cada cosa que había pasado en mi vida no me había interesado asta este momento, no me había tomado la molestia de pensar que tan miserable podía llegar a ser. Aun así, ahora lo se, soy la persona mas estúpida del mundo. Desde que tengo conciencia viví al cuidado de mi hermano y mantenida por el dinero de mi padre pero  y el ¿Amor?, la ¿Alegría? ¿Donde están? Nunca existieron y no creo que lo hagan. Por ese hecho y muchos mas me e dado cuenta que no soy mas que una niña rica criada sin amor y por eso me siento tan devastada al ya no tener esa persona que hacía mis días un poco mas "agradables", que tan miserable podre llegar hacer en el resto de mi vida y no solo eso
                                                                     ¿Cuanto mas voy a sufrir? 

... 


martes, 7 de mayo de 2013

~Capitulo cuatro~

Me levante con la ayuda de aquel chico, no pude siquiera darle las gracias ya que el fue arrastrado por un conjunto de chicas y por mi parte fui tomada del brazo por Misaki. Aquella castaña si que se veía molesta, más de lo que acostumbra estar cuando se le rompe un taco o pierde una oferta en el centro comercial. Salimos del lugar y,como era de esperarse, comenzó a regañarme. No le daba mucha importancia a lo que decía, es mas ni siquiera la escuchaba. Me dirigía hacía mi casa, estaba cansa y tenía dolor de cabeza, me despedí de la oji-café y me adentre a aquella "lujosa" casa. Al abrir la puerta fui apresada por dos pequeños brazos, los cuales pertenecían a mi hermano menor, Shion. 

!
-¡Tomo-chan!-Abrazo como si no lo viera hace años.- Te extrañe mucho, Tomo-chan 

-Mph.-Deje salir.

No estaba de humor para ser "estrujada" en los abrazos de un niño de seis años, mi hermano mayor se encontraba detrás observando la escena de  nosotros.  Una leve risa salió de sus labios, le dio un sorbo a su bebida y revolvió mis cabellos. Sus ojos carmesí se fijaban en mi rostro al igual que la inocente mirada de Shion no agregue comentarios, ni siquiera les pregunte como les había ido en su viaje. Simplemente me dirigí a mi cuarto, la fina y dulce voz de mi hermano pequeño dejaban salir preguntas a las cuales no daba respuesta. No quería hablar, no quería quebrar en llanto cuando ambos preguntaran algo relacionado con mi ex-novio. ¡Diablos! me siento fatal y no solo eso, ahora debo fingir buena cara o si no me veré sometida a un cuestionario por parte de ambos chicos. Solo unos pasos más, llegare a la escalera y mi conexión con el mundo se terminara. La gruesa voz de mi hermano de diecinueve me dejo estática, tenía un pie en el escalón ¿Que rayos quiere?

-Mírame.-Ordeno como si yo fuera su mascota o algo por el estilo.

Tenía que mantenerme firme y si lo veía a los ojos no lo lograría.- ...

-¿Qué parte de mírame no entiendes?- Gruño, molesto por mi "extraña" actitud, yo no era así.

-¡Vamos Tomo-chan! Míranos.

Voltee, pequeñas lagrimas se avecinaban en mi ojos.- ¿Que diablos quieren?¿Acaso no es suficiente con verme molesta ? ¿También me quieren hacerme  llorar? 

Decía las palabras sin pensar, la lengua se me torcía y un nudo se formaba en mi garganta. Me quede allí parada, como una idiota, ambos me miraron. Shion, dulce Shion, corrió a abrazarme y a cada momento repetía la misma oración, la misma desgarrante  oración "No llores hermana." Lloraba como si sintiera mi dolor, como si pudiera entender lo que me ocurría, tan inocente tan dulce...

Continuara :3 


sábado, 4 de mayo de 2013

~Capitulo tres~

Me sentía tan estúpida, estar en un lugar lleno de parejas y yo muriendo de la tristeza por dentro. Llegamos a una cafetería, al parecer era nueva, no había mucha gente pero aun así estaba algo lleno. Entramos y conseguimos un lugar junto a la ventana, tome el menú y comencé a leer. Misaki hablaba pero no le daba mucha importancia a lo que decía, es mas, no le daba ni la mas mínima atención. Un chico de cabello negro y enormes ojos grises se acerco a donde nos encontrábamos, tomo una libreta de su delantal y nos dedico una sonrisa seguida de un...

-¿Ya decidieron que van a ordenar? 

-Yo quiero una malteada con unos pastelillos... -Hablo la castaña.

-¿Y tu, hermosa? 

-Una soda con un dona.- Deje salir en seco.

Lo menos que quería en un momento como este era ser llamada "hermosa". Luego de unos 10 minutos nuestra orden llego, mientras comíamos la oji-caramelo no dejaba de hablarme y de insultar y maldecir a mi ex-novio, creo que ella lo estaba odiando mas que ellos en este momento. Pasados unos 20 minuto la charla se acabo seguido de la comida, pagamos y continuamos caminando por las enormes calles del centro de la ciudad. El día era perfecto, lastimosamente mi humor no era el mejor. Las seis y treinta de la tarde, fui arrastrada por mi amiga a un karaoke del lugar. Tomamos asiento y comenzamos a escuchar a las diversas personas que pasaban a cantar, aunque a decir verdad no me llamaba mucho la atención eso de cantar. Pero hubo una canción, una frase que logro romper todo ese esfuerzo que había puesto para no llorar , pequeñas y redondas lagrimas comenzaron a correr por mis mejillas. Moviendo y corriendo el maquilla que llevaba puesto, fingía que lloraba de alegría pero ¡Diablos! ¿A quien engaño? Esto no sera tan fácil de olvidar, comencé a correr, quería alejarme del mundo y de mi misma. No deseaba que Misaki me viera tan rebajada y a la vez tan estúpida como suelo ser. Yo y mis malos reflejos chocamos nuevamente con un chico, caí al suelo y el golpe intensifico mis llantos.


Preocupado.- Oye, ¿Estas bien? ¿Te golpeaste fuerte? 

Llorando.- No, no fue nada.

Continuara...   

jueves, 2 de mayo de 2013

~Capitulo Dos~

Llegue a mi casa, sentía que mi cabeza estaba a punto de explotar. Deje mi mochila y me cambie de ropa, me sentía horrible. Seguramente mis ojos estaban hinchados y ademas de eso, rojos. Me mire al espejo y efectivamente mi apariencia era espantosa, me recosté, no tenía apetito. No quería, hacer nada mas que llorar en mi cuarto.
A la mañana siguiente desperté con un fuerte dolor de cabeza, revise la casa para ver si mis padres habían regresado. Mi madre era la única que se encontraba en el lugar, aunque por su posición actual era como no tenerla aquí. Me dirigí al baño, me duche e intente "ocultar" un poco mis ojeras y la hinchazón de mi rostro. Prepare mi desayuno, comencé a comer a la vez que veía un poco de televisión. Mi celular sonó, atendí y era Misaki, una de mis viejas amigas. Seguramente me llamaba para salir y/u organizar algo, le conté toda mi situación y a cada palabra que decía, ella soltaba un insulto a mi ex-novio...


-Debes tranquilizarte, Tomoe.-Dejo salir casi en un suspiro, estaba claro que ella odiaba oírme hablar casi en llantos.

-Lo se, pero... Realmente voy a extrañarlo. 

-Ñe~ No era tan buen chico, es mas era un bastardo sin corazón. Hagamos una cosa, iré a tu casa y de allí haremos tarde de ¡Chicas!-Gritó...

Acepte a la fuerza su "oferta", sabía que cuando llegara me arrastraría a algún Karaoke, me llevaría de compras y a cenar a ¡Quien sabe donde! Ya había pasado mas de media hora y se me hacía extraño que ella no se encontrara aquí, luego recordé que el timbre había dejado de funcionar. Debo decir que yo fui la causante de tal cosa pese a que su ruido me volvía realmente histérica. Abrí la puerta y, efectivamente, ella estaba allí. Llevaba puesto un short de jean, realmente ajustado, una blusa el cual tenia un gran escote y sin mencionar que llevaba unos gastados Tennis. 

-¡Por favor! No me digas que rompiste el timbre. -Molesta

-Era algo irritante y molesto, así que no le vi otra opción.-Mientras me dirigía a la sala, para poder tomar el control del aire acondicionado. ¡Diablos! Me estoy cocinando. 

Toma asiento junto.- Oye, Tomoe...-Me ve a los ojos.- ¿Estuviste llorando toda la noche cierto?

-¡Cla-Claro que no!

Suspira.- Juro que si llego a ver a ese bastardo cerca de ti, lo matare. Apropósito ¿Donde esta tu hermano?

-Se a ido de viaje con unos amigos, volverá en la tarde...

No pasaron más de cinco minutos que fui, cambiada, peinada, maquillada y arrastrada al centro de la ciudad para nuestro "Día de chicas." 

Continuara. 

        

miércoles, 1 de mayo de 2013

~Capitulo uno~

¿Alguna vez te has enamorado? ¿Has sentido que solo puedes ver a esa persona? Y ¿Qué no quieres separarte de ella? ¿Cuantas tontas promesas se han hecho? y ¿Cuantas a rotó? Cada vez que estabas con ella te sentías protegida, ¿Cierto? Dime una cosa, ¿Aun la extrañas? 

- Lo nuestro llego asta aquí... 

Duele, realmente duele oír esas palabras de la persona que alguna vez amaste. Pude ver como su figura se alejaba y se perdía en la oscuridad de la noche, una noche que a pesar de ser verano era tan fría como la misma nieve. Lagrimas, pequeñas y redondas, lagrimas brotaban de mis ojos. No me lastime, no me golpee pero puedo sentir claramente el dolor en mi pecho ¿Tu alguna vez lo has sentido? Me puse de píe e intente caminar, mis piernas no tenían fuerzas y en mis pocos años de vida nunca me había sentido tan... Estúpida. Le di todo mi amor y el fingía que me quería, no digo que lo nuestro iba durar para toda la vida pero fue tan seco y frío. Aún siento el sucio eco en mis oídos, llegue asta un parque, tome asiento en un columpio y ¡Diablos! me siento fatal. Observaba el suelo, no me sentía bien, deseaba desaparecer y abandonar este mundo o mejor dicho... Morir. 
Nuevamente me puse de píe con las pocas fuerzas que me quedaban y me encamine a mi hogar, el cual seguro estaría vació, como siempre, pese a que mis padres trabajan la mayor parte del día y casi nunca están en casa. Otra cosa mas por la cual deprimirme en mi cuarto. Vagaba por las calles de aquel pequeño y pintoresco barrio que ahora me parecía un simple lugar. 
Por mi falta de atención en el camino logre chocar un un hombre de quien sabe cuantos años, aunque era mayor que yo...

-Realmente lo siento...-Ayudándolo a levantar sus hojas.

-Esta bien.-Tomando algunas hojas del suelo.

Sin mostrarle mi rostro.- Aquí tiene... Y lo siento, nuevamente.

"Lo siento". Como desearía poder estar con mi,ahora, ex-novio y pedir perdón por cada cosa que hice mal, como desearía ser mejor en las pocas cosas que intento hacer. O por lo menos, como desearía desaparecer...

   ______________________________________

Okay ._. el capitulo es puro dolor, Fuck. n-n Aun así espero les gute :3